José María Aznar reunió ayer a todos los ministros del primer Gobierno del Partido Popular. Con el acto se pretendía homenajear el vigésimo aniversario del nacimiento de la primera gaviota del PP, que coincidió con la fundación del partido. Muchos tuvieron palabras amables para el pájaro -cuya implicación en la campaña del 96 llevó a los populares a la Moncloa- y el animal gozó de un enorme pastel de pescado y varias actividades lúdicas. Aunque la gaviota protagonizó buena parte del acto, Mayor Oreja levantó también la expectación al desvelar que este primer reencuentro podía derivar en una gira promocional en toda regla: “ésta no es una imagen de nostalgia sino un aval de futuro. Estamos preparando nuevos temas. Grandes temas de debate”, prometió.

La foto de hoy y la de hace 13 años.
Al menos dos autocares llenos hasta arriba de seguidores con banderillas alimentaron ayer el fervor popular. “Yo es que soy muy aficionada al PP y a su gaviota, los he seguido siempre, desde el principio, y he ido a todos los mítines que he podido. Ahora me siguen gustando, claro, pero no es lo mismo desde que Aznar se fue, hasta la gaviota está más pocha y triste” comentaba una militante de Burgos, que junto a otros simpatizantes se acercó a Madrid para asistir a la reunión. “Espero que se pasen por Burgos, la verdad. Si Álvarez Cascos conserva, aunque sólo sea un poco, esa furia suya, valdrá la pena verlos de nuevo a todos juntos. Sí, un solo de Álvarez Cascos me devolvería a mis tiempos mozos, me haría feliz”.

Según algunos medios cercanos al PP, el tour podría consistir en representaciones escénicas de los debates sobre el Estado de la Nación del año 97. Al final de dichas actuaciones se lanzaría al público una gaviota hinchable de grandes dimensiones, emulando así el globo con forma de cerdo al que recurría el grupo británico Pink Floyd.