La revalorización de las películas de zombies de los setenta ha ido en aumento estos últimos años, llegando a la cúspide con películas como “Planet Terror” de Robert Rodriguez, estrenada en 2007. Hoy se presenta en España una producción de Filmax Entertainment que pretende “reinventar el concepto de terror zombie y darle una dimensión más salvaje”, según el productor Julio Fernández. Dirigida por George Romerales, “Day of the Gnus” (“El día del ñu”) se define como una película de terror del siglo XXI donde los zombies ya no son humanos revividos sino ñus.

“El ñu es un animal corpulento y señorial del que sabemos muy poco”, explica el zoólogo Anthony Grein. “La gente ha vivido de espaldas al ñu, todos sabemos que andan por ahí pero no nos hemos preocupado demasiado por sus costumbres e inquietudes. Por eso entiendo que hayan escogido a este animal para representar la amenaza de lo desconocido”.

Una defensa de las minorías culturales.

El filme centra la acción en un pueblo indeterminado de los Estados Unidos, donde una manada de ñus es acribillada salvajemente por un grupo de cazadores despiadados y medio borrachos. Lamentablemente, la matanza se produce en una zona que alberga bajo tierra los restos de un cementerio azteca o esquimal (el guión no lo aclara). Los poderes místicos del pueblo azteca, combinados con el mal genio de los esquimales, propician el resurgimiento de la manada de ñus que, viendo mancillado su honor, regresa al mundo de los vivos clamando venganza. La película arranca con una secuencia aterradora en la que una ama de casa (interpretada por Carmen Machi) se encuentra con un ñu zombie destrozando a cabezazos la mesa camilla del salón. Los gritos de la mujer hacen que Jeremy Frandler, el protagonista, se levante de la cama y se enfrente al animal con una escopeta de cañones recortados. El enfrentamiento acaba con una lucha cuerpo a cuerpo escalofriante en la que Frandler perderá a su esposa y a su nalga derecha. Con el cuerpo ensangrentado del ñu en sus brazos y el de su mujer en el suelo, Frandler mira por la ventana y, divisando la manada zombie en el horizonte, exclama rabioso: “fuera de mi propiedad, hijos de perra”. Su grito por la supervivencia dará paso a los créditos iniciales.

Factura típicamente americana.

Filmax se ha esforzado por reproducir la estética típicamente americana de los filmes de serie B, cosa que ha levantado algunas críticas de las que el productor ejecutivo se defiende sin complejos: “algunos dicen que habiéndolo rodado todo en los Monegros deberíamos haber promocionado España, pero para eso ya está Woody Allen con sus historias para pijos que paga Jaume Roures. Nosotros aquí hemos venido a gritar y a sangrar, esto es cine en estado puro y el que quiera hacer política que se olvide de los ñus”. La película, pues, está claramente pensada para comercializarse tanto en España como en el extranjero, y Julio Fernández insiste en que “será un bombazo a nivel internacional”. De momento, el cartel de “Day of the Gnus” ha colonizado las principales ciudades españolas.