La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha presentado esta mañana un proyecto para la formación de mujeres mariachi que tiene la intención de “favorecer la feminización de un ámbito dominado por mexicanos”. Según Aído, “no hay nada en las rancheras, los corridos o los danzones que impida a las españolas practicar este noble arte. Es un prejuicio cultural lo que nos lleva a asociar el mariachi a la imagen de un mexicano con bigote y sombrero. Una mujer que vista traje chaqueta y que haya nacido en Cantabria, por poner un ejemplo, puede considerarse mariachi si sabe cantar rancheras. El problema es el déficit de formación”.

La Escuela Española de la Mujer Mariachi (EEMM) se centrará tanto en la teoría como en la práctica. “En la parte teórica se ofrecerá un repaso del patriarcado mariachi, al que llamamos ‘periodo del guitarrón’, para abordar después perspectivas igualitarias de futuro. Y en la práctica se enseñará a tocar todos los instrumentos necesarios, a educar la voz y todo lo que se aprende en cualquier escuela de música” ha explicado la ministra. Aído se ha esforzado también en remarcar que “las mariachis españolas no deberán someterse a la estética del sombrero y la lentejuela si no quieren. Cuando pienso en la mariachi del futuro, pienso en una mujer libre, autosuficiente, que viste a la moda y que canta sobre el desamor con sentimiento y desgarro”.