- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Un cura recibe llamadas perdidas del Señor

"Ocurre desde que me pasé a Movistar"

Recibe llamadas del Altísimo a todas horas.

Esa llamada sólo fue la primera de muchas. Desde entonces, ha sido imposible mantener una conversación con el padre Diego sin que el Hacedor acabe interrumpiendo. «Ni las confesiones. A veces es un poco molesto, pero qué vas a hacerle, hijo…» dice Don Diego. «Durante la oración de la mañana llama siempre, pero esto, para mí, un párroco rural… es lo más grande. No sé yo si el Papa recibirá llamadas así. Yo era anticacharritos total, pero ahora veo que Dios está también en la tecnología. Habrá que abrirse, digo yo».

La actitud de Don Diego ha levantado suspicacias en Trincheto, donde no ven normal que Cristo Rey haya escogido precisamente al cura de su pueblo para adaptarse a los nuevos tiempos. «Yo lo que digo es que conteste», dice Matilda, una de las beatas de la comunidad, «y él contesta que los caminos del Señor son misteriosos, que no quiere contestar porque sería un pecado hacer pagar al Altísimo semejante facturón. Yo digo que son mandangas, que conteste y a ver qué quiere, porque vamos todos ‘encogíos’ a la iglesia, que una ya no puede ni confesarse sin que suene el cachivache».

Otros van más allá y creen que las llamadas de Jesús son una invención de Don Diego. «Lleva tres semanas haciendo lo mismo, se toma el carajillo de la tarde y a la hora de pagar recibe una perdida y dice que se tiene que ir corriendo a la iglesia porque ha quedado» dice Jeremías, el dueño del bar del pueblo. Y es que desde que Don Diego es un «número frecuente» del Creador se han vivido otros episodios de abuso de poder. «Yo entiendo que el sacerdote es él y no sé qué pondrá en las escrituras, pero su interpretación de las perdidas es discutible, no sé qué interés puede tener el Hijo de Dios en poner una cocina-office en la casa parroquial o en la tele de plasma del altar» añade uno de los feligreses.

«A veces noto la incomprensión de las gentes, pero yo les digo que tengan fe. Además, no son ellos los que se despiertan a las tres de la mañana porque oyen la llamada del Señor» comenta Don Diego. «¿La llamada del Señor? La llamada del ahorro más bien» replica entre dientes Jeremías.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones