- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

«Michelle Obama se comporta como una abeja reina»

FUENTES CERCANAS CREEN QUE CONVERTIRÁ LA CASA BLANCA EN UNA GRAN COLMENA

Sam Krass, chef asistente de la Casa Blanca, ha realizado unas polémicas declaraciones esta mañana acerca del comportamiento de la primera dama estadounidense. Al parecer, desde que decidió plantar un huerto en la Casa Blanca, Michelle Obama apenas abandona el jardín y se ha empeñado en construir una colmena de abejas en contra de los deseos de sus dos hijas, a las que supuestamente habría provocado el llanto al discutir con ellas respecto a esta cuestión. «Nadie se atreve a decirlo, pero está muy rara. Se mueve como en círculos y se pasa el día oliendo flores, yo creo que les chupa el néctar», asegura Krass. El chef afirma además que la esposa del presidente tiene la intención de «convertir la Casa Blanca en el mayor productor de miel del mundo, y así se lo ha indicado a su marido, al que por cierto no deja de llamar cariñosamente ‘honey’ y ‘zanganito mío'». Expertos biólogos han declarado al ser consultados que probablemente Michelle Obama pretenda convertir toda su residencia en una gran colmena, siendo el huerto y el pequeño panal el primer paso de una gran estrategia de expansión.

Uno de los principales hechos que corroboraría la tesis de Sam Krass es que la primera dama se ha negado a abandonar la Casa Blanca para acudir a distintos actos en los que se requería su presencia, echando mano de excusas como el cansancio o el dolor de cabeza. «La abeja reina raramente abandona su colmena, a no ser que tenga que realizar vuelos de fecundación. Como la residencia presidencial contiene una amplia zona ajardinada, ni siquiera para el vuelo nupcial tendría que salir de allí» explica un biólogo que ha preferido ocultar su identidad. Krass ha revelado que la teoría de que Michelle Obama se comporta como una abeja reina es respaldada por gran parte del personal que trabaja a su servicio, y se cree que la picadura de una abeja el día en que empezó a trabajar en el nuevo huerto podría haber provocado estas alteraciones. «Ya sé que todo esto recuerda mucho a ‘Spiderman’, pero la otra explicación que se me ocurre es que se haya vuelto completamente loca. Coincidiendo con lo del huerto, se la ha visto chocar varias veces contra los marcos de las puertas, como si tuviera problemas en la vista. Estoy convencido de que tiene visión poligonal» ha aventurado Krass.

La población americana no ha tardado en reaccionar ante la posibilidad de que Michelle Obama se esté convirtiendo en una abeja reina. A los sectores más conservadores de la sociedad les preocupa especialmente que el nuevo estado de la primera dama implique en ella un cambio de religión, cosa que por el momento nadie se ha atrevido a confirmar. Muchos rezan también para que no se decante por la poligamia como hacen las abejas reina. El principal temor, sin embargo, es que acabe cobrando más protagonismo que el propio Barack Obama sin haber sido elegida para decidir sobre el futuro de la nación («Estados Unidos… ¿una monarquía?» titula hoy el Washington Post en su edición digital). El sector feminista, por su parte, asegura que las reticencias provienen sobre todo del sector patriarcal y que el gobierno de una abeja reina ayudaría a erradicar por fin la dictadura del machismo. Ante las dudas, las teorías y las preocupaciones, la Casa Blanca ha optado por no pronunciarse de momento, aunque se espera que el propio Barack Obama se dirija pronto al pueblo americano para dar explicaciones.