- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La Comunión de una niña se convierte en Cumbre Iberoamericana

LOS NIÑOS ASISTIERON RESIGNADOS AL DEBATE POLÍTICO

Noemí Villas, alicantina de siete años, celebró ayer su Primera Comunión en compañía de familiares y amigos. Sin embargo, oficiada ya la misa y afianzada la unión de la niña con Cristo, lo que se esperaba que fuera una comida familiar distendida y jovial acabó derivando en una Cumbre Iberoamericana en la que se acordó, entre otras cosas, la necesidad de fomentar una «cultura de acogida» a nivel global que priorice los derechos de los migrantes y genere oportunidades de empleo, incentivando sólidas economías para el desarrollo en el contexto de la crisis generalizada. Los niños que asistieron al inesperado debate se comportaron con encomiable estoicismo, aunque abundaron los bostezos y alguna que otra protesta puntual.

«No estaba en absoluto previsto», explica el padre de Noemí, «se dio la casualidad de que en mi familia y en la de mi esposa hay personas de distintos países latinoamericanos, y varios amigos míos trabajan en política. Se encendió el debate y acordamos varias estrategias de actuación a medio y a largo plazo». En el jardín del restaurante «El caserón de Jose» se improvisó también una rueda de prensa al término del acto, en la que varios miembros de la familia grabaron en vídeo las conclusiones principales del encuentro con la idea de trasladarlas a los medios españoles e internacionales. La pequeña Noemí aceptó resignada su pérdida de protagonismo y, aunque no quiso ofrecer declaraciones, reconoció que se lo había pasado bien y que los regalos recibidos le habían gustado.