Los fans quedaron muy decepcionados cuando comprobaron que la última película del héroe británico, “Quantum of Solace”, estaba llena de publicidad encubierta. En esta última entrega de la saga, protagonizada por Daniel Craig, 007 se había convertido en un hombre anuncio. Sin embargo, pocos podían imaginarse lo que se estaba preparando para la película número 23 de Bond, que se rodará íntegramente en el establecimiento de una famosa cadena de supermercados. “Es la única manera de justificar, a nivel dramático, la presencia de tantas marcas y productos” comenta Paul Haggis, guionista del film. No se sabe la cifra que ha pagado Carrefour para lograr esta exclusiva.

Si en la entrega precedente 007 dejaba de lado el Martini para tomar una Coca-Cola Zero, en “La segunda unidad siempre sale gratis” volverá al vermouth blanco, pero no será Martini sino vermouth Martinez, la marca blanca de Carrefour. Otro de los productos de consumo con mejor posicionamiento es la marca de embutidos Pavofrío. “La chica de la película es una joven promotora que ofrece a Bond unos dados de jamón de pavo 99% libre de grasa”, explica Haggis. “Cuando él los prueba, la invita a dar una vuelta por los probadores de la sección de ropa, donde hay una tórrida escena. No quiero desvelar muchos detalles de la trama pero, aunque ella al principio no se siente atraída por la pose chulesca del espía y siempre discute con él, al final acaba rendida a sus pies y se dan un beso en la sección de yogures, justo antes de tomarse un Danacol, pues el agente secreto expresa su preocupación por sus niveles de colesterol y el doctor Sánchez Ocaña -que hará de amigo inseparable del protagonista- le informará de las ventajas del producto de Danone”.

 Lars Olorfsson, CEO de Carrefour, ha revelado por teléfono a este periódico que la acción publicitaria responde a una campaña de la cadena de hipermercados para “dotar de más glamour a sus productos básicos y a la marca blanca de la casa”. Tradicionalmente, Carrefour (que adquirió el grupo PRYCA en 2000) se ha dirigido a las clases media y media-baja, por lo que se le ha asociado una imagen “algo vulgarizada”. Con el patrocinio de la nueva película de Bond “se pretende renovar la marca y mostrar que los bajos precios y los productos baratos también están hechos para los hombres varoniles con ganas de aventura”.

El título del film en España, “La segunda unidad siempre sale gratis”, conserva el estilo de los nombres que han recibido las películas anteriores de Bond. No obstante, como se adecuará a las campañas promocionales que Carrefour tenga establecidas en cada país, en Francia se llamará “3×2 Con Carrefour es posible”, en Inglaterra “Sólo por 007” y en Italia “Ahorra un 20% por la compra de dos colchones Pikolín Normablock. Si lo encuentras más barato te devolvemos la diferencia”.

En los foros de Internet se rumorea que la némesis de Bond podría ser Quiky, la mascota de Nesquik. Se desconoce quién lo interpretaría.