Composición número 3.

Su nombre técnico es HD209520, aunque ha sido bautizado también como “Composición número 3”. Fue detectado ayer por el telescopio Hubble y se estima que su masa es tres veces mayor que la del planeta Tierra. De superficie rocosa, alberga una población de aproximadamente doce millones de berberechos (“Cerastoderma edule”) y se ignora aún si los moluscos se organizan por castas, si prima en ellos la meritocracia o el gobierno del más fuerte. Se espera que todas estas cuestiones -cruciales todas ellas- sean desveladas gradualmente conforme avancen las investigaciones. “No sabemos aún si nuestros berberechos vinieron de allí o consiguieron emigrar a 150 años luz de la Tierra mientras nosotros andábamos ocupados en otras cosas. Porque lo cierto es que la Humanidad ha vivido hasta ahora de espaldas al berberecho, y en parte es por eso que no sabemos muy bien cómo debemos comunicarnos con ellos. Tampoco sabemos qué tendrán esos berberechos que no tengan los nuestros, aparte de una mayor capacidad organizativa” explica David Charbonnea, del Instituto de Tecnología de California. Asimismo, el hallazgo -considerado histórico por la comunidad científica- permitirá arrojar cierta luz al “misterio de los berberechos gigantes” que convulsionó la costa británica hace seis años.

 

Anthony y Mark junto a los niños que les acogieron.
Anthony y Mark junto a los niños que les acogieron.

El misterio en cuestión salió a la luz pública cuando dos niños de cinco y nueve años, respectivamente, encontraron en la costa de Portsmouth unos ejemplares de berberecho de tamaño muy superior al normal. Pero más allá de la peculiaridad morfológica, sorprendió enormemente el vínculo afectivo que unió a los niños con los extraños moluscos. “No se separan de ellos y les hablan en un idioma muy raro que ellos denominan ‘gorgolero'” declaraba su madre con total desconcierto al Sunday Telegraph. Finalmente, los misteriosos ejemplares fueron separados de los niños y se sometieron a estudio, aunque sin resultados reseñables. Las criaturas, por su parte, progresan adecuadamente en sus estudios pero se muestran completamente indiferentes ante las mujeres y todo lo que rodea al nuevo feminismo.