- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

4 de cada 10 controladores aéreos son nihilistas

EL DATO CUESTIONA LA SEGURIDAD AEROPORTUARIA

El vacío existencial podría afectar al rendimiento de los controladores.
El creciente malestar que existe entre el sindicato de controladores aéreos del aeropuerto madrileño de Barajas y la entidad que lo gestiona, AENA, hizo que el pasado mes de enero -coincidiendo con el caos aeroportuario y las bajas repentinas de gran parte de los controladores- la empresa gestora encargara un estudio a una consultora inglesa para determinar cuál es el perfil de quienes controlan el tráfico aéreo y hasta dónde llegan sus aptitudes a la hora de trabajar bajo presión. Hoy se han hecho públicos los resultados de este estudio y, entre ellos, destaca un hecho sorprendente: el 40% de los controladores aéreos en Barajas cree que el mundo no posee ningún significado y que la existencia del ser humano no responde a ninguna finalidad u objetivo concreto.

«Encargamos la encuesta porque es nuestra responsabilidad procurar que los roces entre los empleados y la empresa no pongan en jaque la seguridad de los pasajeros. Queríamos conocer un poco mejor la figura del controlador, saber cuáles son sus aspiraciones y cómo afectan a su manera de trabajar. Descubrir que muchos ni siquiera tienen aspiraciones nos ha descolocado un poco» afirma el portavoz de AENA, Alberto Martín.

«Hay unos 2.500 controladores operando en nuestro país, todos ellos soportando una gran responsabilidad. Uno da por hecho que aceptar este trabajo implica sentir vocación por él, apasionarse. Sólo así se explica que aguanten tanta presión. El estudio parece contradecir todo esto, y no sabemos aún qué medidas debemos tomar ni si el nihilismo provoca que no se tomen en serio lo que hacen» añade Martín.

«Cuando pasas tantas horas de tu vida mirando al cielo, te das cuenta de que más allá de él no hay nada. No hay más que nubes, bruma y esos artefactos de hierro que se desplazan a gran velocidad como si importara su destino. Cuando llegas a casa después del trabajo sigues sintiendo la inmensidad del vacío y es inevitable preguntarse por qué es mejor vivir que no hacerlo. Y la respuesta siempre queda en el aire». Estas declaraciones de un controlador de Barajas que ha querido mantenerse en el anonimato parecen confirmar todos los temores y obligarán a las autoridades a tomar medidas al respecto. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, asegura que «un buen desayuno, con leche y mucha fruta, bastará para que se les vaya la tontería».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.