La aplicación del artículo 155 de la Constitución para poner freno al desafío independentista catalán está cada vez más cerca de ser una realidad. Esta mañana, fuentes gubernamentales confirmaban que el Ejecutivo baraja aplicar sus medidas paso a paso, a plazos, y no todas a la vez. De hecho, el escenario más probable es la aplicación del artículo 155 en la Región de Murcia a modo de prueba. Si resultara efectivo, se aplicaría luego a Cataluña “con todas las garantías”.

“Pero si nosotros no hemos hecho nada, por qué la pagan con nosotros”, protestaba esta tarde el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras. El argumento del Gobierno central es que “resulta lógico ensayar una medida tan drástica en una zona en la que se puedan hacer pruebas sin que importen los posibles daños”.

Los murcianos ruegan ahora a Carles Puigdemont que dé un paso atrás y decida convocar él mismo elecciones anticipadas en Catalunya antes del jueves, pues a estas alturas es la única opción que libraría a Murcia de enfrentarse a un escenario “que no hemos buscado y que no nos merecemos”, en palabras de López Miras. “Apelamos a la solidaridad del Gobierno catalán”, insiste el presidente regional, preocupado porque algunos ciudadanos de la zona ya han avistado “grandes monstruos de hierro” que podrían ser tanques del Ejército de Tierra.

El Gobierno de Mariano Rajoy no descarta mandar esta misma tarde a la cárcel al presidente de la Región de Murcia “para ver qué pasa”.