Asegurando que la política “sólo da problemas y líos”, Mariano Rajoy ha comparecido esta noche de urgencia tras una jornada marcada por las detenciones y registros practicados en Cataluña para aconsejar a los catalanes que se mantengan alejados de toda actividad política, dado que es un sector lleno de gente “muy encendida, muy radical, muy de ideas propias” y propenso a meter a la gente de la calle “en discusiones y asuntos serios y problemáticos”.

“Hagan ustedes como yo y no se metan en política”, ha reiterado el presidente del Gobierno a los catalanes.

“Yo me mantengo alejado de todos esos temas y no hablo de esas cosas, hago vida normal y eso es lo que hace la gente”, ha aconsejado el presidente español. Ha defendido que hay que vivir “sin disputas y sin miedo, en paz”; algo que, según él, es imposible de hacer “si la gente se pone a hablar de según qué cosas y a discutir”.

“A mí la prensa siempre me ha tratado bien y es porque no hablo de esas cosas”, ha dicho. “La política sólo le interesa a unos pocos. A mí nunca me ha interesado y al conjunto de los españoles y catalanes tampoco”, ha agregado.

Para finalizar su comparecencia, Mariano Rajoy ha aconsejado a los ciudadanos que eviten las zonas donde vean a gente “armando jaleo” y lanzando proclamas y papeletas.