La Generalitat sancionará con canciones de Lluís Llach a los funcionarios que no acaten la ley de transitoriedad jurídica que está pendiente de aprobación en el Parlament y que pretende romper con el sistema legal español.

Así lo asegura el propio cantautor, que es también diputado de la coalición de gobierno Junts pel Sí (JxSí). El artista asegura que los castigos “no sólo contemplarán mis éxitos de siempre sino también canciones nuevas y un rap de Neofatxes globals”.

Fuentes oficiales de la Generalitat no desmienten a Llach pero aseguran que “se garantizará en todo momento el respeto a los derechos humanos y a la dignidad de los servidores públicos, por lo que igual quedan fuera de las sanciones algunos temas en concreto y los conciertos en vivo”.