“Vamos Rafa qué. En serio, vamos adónde. Es que no lo entiendo”. Con estas palabras reconocía esta mañana el tenista Rafa Nadal que está harto de que la gente le grite “Vamos Rafa” durante los partidos. “Es como si tuviera que hacer algo o ir a alguna parte, me pone nervioso, se supone que ya hago todo lo que puedo pero la gente me lo sigue gritando, nunca es suficiente, nunca”, ha añadido, rompiendo así con años de sufrimiento en silencio. “Que vayan ellos si tan claro lo tienen”, ha agregado.

Las declaraciones coinciden con el anuncio oficial de que Nadal no irá a la Copa Davis. “Digo que no voy a ir y la gente me contesta eufórica con el dichoso ‘Vamos Rafa’. Joder, he dicho que no voy a ir, el jefe de los servicios médicos de la Federación ha explicado los motivos, y cuanto más lo digo más me dicen que vayamos, que vayamos”, se lamentaba hoy el deportista. “Id vosotros, en serio, a mí dejadme”, insistía.

“Estás en pleno partido, intentando concentrarte, y hay gente que te grita que tenemos que ir a no sé dónde. Joder, id tirando vosotros o esperad a que termine lo que estoy haciendo, es un puto partido, me dedico a esto y es importante para mí”, argumenta.

El tenista ha abandonado la sala de prensa cuando varios periodistas han susurrado “Vamos, Rafa” para que el deportista no se tomara la situación tan a pecho.