Una investigación llevada a cabo por paleontólogos de la Universidad de Edimburgo, en Reino Unido, ha arrojado nuevos datos sobre la extinción de los dinosaurios hace sesenta y cinco millones de años.

La ausencia de restos de contenedores para el reciclaje de vidrio y cartón anteriores a la era cenozoica ha sido determinante para los expertos, que creen que, de haber existido opciones para el reciclaje en el Cretácico, se habrían conservado pruebas de este tipo de actividades. “No separaban los plásticos de los residuos orgánicos. No tenían normativas para la gestión sostenible”, sentencian.

Las excavaciones realizadas tampoco han hallado servilletas de tela, de lo cual se deduce que usaban exclusivamente servilletas de papel que no se han conservado.

“La serie de normas ISO 14000 es muy posterior a la extinción de los dinosaurios. La pregunta, de hecho, es cómo pudieron sobrevivir tanto tiempo sin Consejería de Medio Ambiente”, reiteran los especialistas.

El mismo estudio confirma también que la orquesta de los dinosaurios siguió tocando hasta el último momento mientras el planeta Tierra sucumbía al desastre ecológico.