Un aterrado virus de la gripe ha confesado esta mañana a un grupo de periodistas que, pese a que estamos ya a finales de noviembre, todavía no ha cerrado un plan estratégico para este año y, por tanto, no ha terminado de decidir aún si atacará “por arriba en plan mocos o por abajo en plan cacas o todo a la vez o qué”.

“Necesito ideas, no se me ocurre nada nuevo”, ha dicho

“Noto que me estoy repitiendo y que siempre hago lo mismo; busco ideas nuevas que me hagan recuperar la ilusión por enfermar a la gente”, ha explicado el virus, visiblemente nervioso y afectado por su falta de creatividad y por el retraso de más de dos meses en su plan de actuación invernal.

“Mierda, mierda. Mirad a qué fechas estamos y apenas he matado ancianos, no me va a dar tiempo a nada”, ha lamentado mientras pedía “ideas” a los periodistas presentes.

El virus ha pedido asimismo a la prensa que traslade a la población que espera poder estar a la altura de las expectativas y que todo el mundo diga “guau, el virus de la gripe viene como nunca este año, cuidado”. Ha informado que está pensando en algo con “explosiones y amputaciones forzosas, quizá incluso con ceguera”.

Al cierre de la edición, el virus ha comunicado que este año, ante la falta de tiempo, repetirá su programa clásico de afonía y diarrea, pero el año que viene “sí que me reinventaré y volveré con algo más elaborado”.