La Policía le está siguiendo la pista a un pecador de la pradera. El asalto a la casa del popular humorista tuvo lugar ayer por la noche después de los dolores cuando un hombre malo violento irrumpió el domicilio de Chiquito de la Calzada armado con un torpedo del año cuatro y le obligó a entregarle el fistro para huir posteriormente cabalgando en siete caballos que vienen de Bonanza. Chiquito se ha mostrado tranquilo: “En realidad no le di el fistro, le di el peich, que tiene menos valor, pero el asaltante no apreció la diferencia y se fue satisfecho”.

Según algunos testigos, el “hombre malo violento” podría tratarse de Albert Navarro, un vecino de la zona “con más peligro que un barbero con hipo”. La Policía espera dar con él, aunque admite que será difícil “porque se mueve más que los precios”.