- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Afeitar las paredes y otros consejos para que tu vivienda parezca más grande

Hacer que una casa pequeña parezca más grande es un reto apto no solo para decoradores y diseñadores de interiores, sino para cualquier propietario que busque crear una mayor sensación de amplitud visual sin tener que acometer grandes cambios estructurales. Alcanzar este objetivo resulta más sencillo de lo que imaginas, lo único que tienes que hacer es seguir los consejos de nuestros expertos de Idealista.

Comparte piso con personas con enanismo. Si alquilas las habitaciones vacías a personas con enanismo, al medir como máximo 140 centímetros en el caso de los hombres y 130 centímetros en el caso de las mujeres, tendrás la sensación de que tu casa es más espaciosa que nunca.

Tira todas tus cosas y coloca espejos en el suelo, el techo y las paredes. Si te deshaces de todas tus pertenencias, libros, muebles, electrodomésticos, ducha, etcétera, y después colocas espejos en el suelo, el techo y las paredes, tendrás la sensación de que tu casa es infinita. En lugar de ser del tamaño de una cabina de teléfono será tan grande como el Universo.

Llena las habitaciones de bonsáis. Aumentar el tamaño de tu vivienda no es incompatible con el cultivo de plantas ornamentales. Compra miles de bonsáis y colócalos de manera estratégica por tu casa. Cada vez que camines al lado de ellos te sentirás como un gigante, un gigante con una casa gigante.

Afeita las paredes. Es importante no descuidar estos pequeños detalles. Cada vez que empiece a brotar vello en tus paredes, tómate el tiempo de afeitarlo, de esta manera darás a tu casa una apariencia aseada y también espaciosa. No olvides utilizar espuma y loción o las paredes de tu casa se pondrán rojas e irritadas.

Decora la vivienda con los muebles de la casita de la Barbie. No solo encajarán perfectamente con los bonsáis, también les vendrán muy bien a tus compañeros enanos. Otra importante ventaja la notarás a la hora de hacer limpieza, pues estos muebles los puedes coger con la mano para quitarles el polvo.

Date largos baños en agua caliente para encoger. Si ninguno de los consejos anteriores acaba de convencerte, lo que te recomendamos es que cada día pases entre cuatro y cinco horas sumergido en agua caliente dentro de la bañera. Tu piel se arrugará y comenzarás a menguar de manera que tu perspectiva sobre el piso aumentará unos metros cuadrados.

Córtate las piernas a la altura de la rodilla. Otra cosa que puedes hacer, aprovechando que tu cuerpo está blandito a causa del agua caliente, es cortarte las piernas a la altura de la rodilla. De esta manera reducirás tu tamaño en aproximadamente 40 centímetros, justo lo que estará ganando tu piso en espacio.