Haber nacido en España, el mejor país del mundo, tierra de superhombres con un orgullo, un arrojo y una capacidad física por encima de la media de todos los otros lugares claramente inferiores, es la principal estrategia que usarán los jugadores de la Selección Española para hacerse con la victoria en el Mundial de Rusia. “Hemos estudiado la técnica del resto de equipos y hemos comprobado que su técnica consiste en no ser españoles, lo que juega en su contra”, explicaba Fernando Hierro en su primera rueda de prensa como técnico de la Selección Española.

Según todos medios deportivos consultados, cualquier equipo que no sea español tiene un nivel de juego patético y lo mejor que podrían hacer es rendirse antes siquiera de salir al campo, a fin de no ser humillados por la supremacía de nuestros jugadores. “Nuestra principal estrategia consistirá en salir al campo siendo españoles y, como no puede ser de otra manera, ganar. Piernas españolas, chutes españoles, jugadas españolas y jugadores españoles…”, comentaba uno de nuestros jugadores.

“Portugal, Marruecos, Irán… ninguno de esos equipos es España, así que son equipos débiles sin la más mínima posibilidad”, explica el entrenador de España. “Ningún otro equipo es español tan bien como nosotros… y es inconcebible que el Mundial lo gane alguien que no sea español porque nosotros lo ganamos todo porque somos los mejores en absolutamente cualquier actividad humana”, insiste Hierro.

Los jugadores también han pedido a los aficionados que griten “España, España” en todo momento para amedrentar y recordar a los patéticos equipos extranjeros que no son españoles.