Tras leer en Internet el ruido generado por el debate sobre la propuesta de consulta vecinal que Ponferrada había planeado organizar para decidir si se celebran o no los goles del Mundial de Fútbol de Rusia, los jugadores del combinado nacional se han comprometido a no marcar ni un solo gol “a fin de acabar con el debate”.

“Nosotros marcamos un gol y la gente grita ‘gol’, lo que es innecesario y reiterativo porque ya lo ha visto todo el mundo y el único resultado es que los vecinos se despiertan de la siesta”, explicaba ayer el técnico del combinado nacional, Julen Lopetegui. “Dado que parece inevitable que la gente grite, lo que sí que podemos hacer es no marcar”, agregaba.

Los jugadores también eliminarán cualquier actividad que provoque “euforia y algarabía descontrolada” como chutes, jugadas bonitas o “literalmente cualquier contacto con el balón”.

Según Lopetegui, cualquier gesto de Andrés Iniesta hace que los españoles griten “¡Iniesta de mi vidaaaa!” y eso es algo que el equipo pretende evitar “para no molestar”, así que Iniesta no será titular.

Pese a que desde Budweiser han emitido un comunicado al equipo, recordando que la consulta de Ponferrada no era más que una acción publicitaria suya que “de ninguna manera” pretende influir en los resultados del Mundial, los jugadores siguen convencidos de que es la mejor manera de proceder por el bien y la paz del país.

Al cierre de la edición, los jugadores de otros equipos del Mundial han visto el gesto de nuestros jugadores y, siguiendo su ejemplo, se han comprometido a no marcar goles durante el torneo.