Una sentencia de la Audiencia Nacional obliga a la cadena autonómica catalana TV3 a pixelar a Laa-Laa, el personaje amarillo de la serie infantil Teletubbies, al considerar que transmite “un claro mensaje político a la infancia”. Censurando el color amarillo del muñeco y la antena de su cabeza en forma de lazo, que se asocian a las reivindicaciones independentistas que piden la liberación de los llamados presos políticos, el fallo pretende cortar de raíz la politización de la cadena y recuperar la normalidad institucional.

Laa-Laa utiliza, según la Audiencia Nacional, un “idioma propio que solo entienden los más pequeños” y mediante el cual se estaría adoctrinando a los niños catalanes. Un análisis pormenorizado de sus balbuceos ha permitido desentrañar expresiones propias del independentismo como “seguim” o “les muntanyes seran sempre nostres”.

Como alternativa a la opción de pixelar el muñeco entero, la sentencia ofrece al canal autonómico la posibilidad de añadirle dos franjas rojas para que represente la bandera de España. Se ha descartado de momento obligarle a mirar cara al sol, como pedían algunas voces críticas en las redes sociales.