Bintou N’Diaye, un joven malí sin papeles que el sábado escaló en pocos segundos cuatro plantas de un edificio en Barcelona para arrancar una bandera independentista que colgaba de un balcón, será nacionalizado español, anunció este lunes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

“No dudé. Vi esa bandera incitando a romper España y no pensé en nada, solo en que había que quitarla de allí y, gracias a Dios, lo logré”, ha relatado N’Diaye una y otra vez desde entonces. Eso sí, agregaba este lunes a la cadena Cope con una sonrisa tímida, sorprendido aún de la enorme atención que ha atraído en las últimas horas: “Cuando entré en el apartamento, mis piernas empezaron a temblar”. Para entonces, sin embargo, Bintou N’Diaye ya era el nuevo héroe de los españoles.

N’Diaye, de solo 22 años, que hace menos de uno se jugó la vida como miles de inmigrantes más atravesando África para salir en una precaria embarcación que lo llevó hasta la península, ya es conocido como el Spiderman sin papeles. Este lunes, fue recibido en La Moncloa por el presidente Rajoy, a quien le volvió a contar su gesta. “Bravo”, le dijo el mandatario. “Gracias”, respondió tímidamente N’Diaye.

“Todos los papeles van a ser regularizados”, ha asegurado Rajoy a este inmigrante indocumentado convertido en héroe nacional, que agradeció el gesto con un “Viva España”.