Presentándose con el pelo moreno por primera vez, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha renunciado a seguir siendo “rubia y guapa” y ha pedido disculpas “a todos aquellos a los que les molesta que haya mujeres que sean rubias y ejerzan como tales”. Así lo ha confirmado la propia presidenta en Twitter, mostrando algunas fotos de su nuevo aspecto.

“Si lo he entendido bien, lo que molesta de mí es que lo tenga todo, pues ya está, dejo de hacerme la rubia”, ha escrito, asegurando que tras dimitir de su belleza seguirá siendo la presidenta de la Comunidad de Madrid, dado que cuenta con el apoyo de su presidente, Mariano Rajoy.

“Renuncio a mi máster, a mi belleza, a mi juventud… si quieren me convierto en Carmena”, ha dicho.

“Era esto lo que querían muchos, si he entendido bien lo que se me estaba pidiendo”, ha insistido Cifuentes en las redes sociales y dando por terminada “la absurda polémica de estos días”.

En el momento del cierre del artículo, el director de eldiario.es, Nacho Escolar, ha publicado un concienzudo análisis mostrando que el color moreno del cabello de Cifuentes es falso y que, por tanto, sigue comportándose como una rubia.