Asegurando que “mientras haya independentistas, en España no se puede estar” y que la persecución judicial y política hace el clima de España irrespirable, Mariano Rajoy ha huido por error a Bélgica hoy viernes al leer en la prensa que el Tribunal Supremo ha decidido procesar por rebelión a diversos políticos y temiendo que él pueda ser el próximo. “No me ha dado mucho tiempo a leer los detalles pero he visto que era necesario salir del país cuanto antes”, ha explicado, ya en el extranjero, a la prensa.

“Con las cosas que están ocurriendo por los catalanes es evidente que los políticos no podemos quedarnos en España”, ha dicho claramente mal informado de la situación real. “Los jueces están persiguiendo a todo el mundo, yo ya tuve que comparecer en julio por unos temas absurdos”, admite.

“Volveré a España cuando se pueda volver a España”, ha explicado. Los periodistas también han podido saber que el presidente (que espera poder gobernar desde el exilio) cambiará su nombre a M. Rajoy a fin de burlar una posible detención internacional.

Mariano Rajoy ha enviado además diversos SMS a los españoles con el mensaje “Aguantad, sed fuertes”, aunque ha admitido ante la prensa que no sabe cuándo volverá a España y desconfía de que la situación “tenga algún tipo de arreglo”.