La pizza familiar de toda la vida ha quedado obsoleta. Lo confirma la cadena Telepizza, que ha incorporado esta semana a su catálogo la nueva Pizza Familiar Desestructurada, con porciones repartidas en distintas cajas y servidas en varios domicilios para alimentar a los miembros de las familias desestructuradas que viven en sitios diferentes, desperdigados, puesto que el concepto clásico de hogar familiar ha dejado de ser lo habitual.

“Cada miembro de la familia elige los ingredientes de su porción e indica su propia dirección, ni siquiera tienen que hablar entre ellos porque es habitual que no se hablen”, explica un portavoz de la empresa.

“Ya es posible comer un trozo de pizza solo frente a un ordenador pero hacerlo en familia, sabiendo que frente a otro ordenador, en otro lugar, tu hermano, o tu padre, o la novia o el novio de tu padre comparten contigo la misma masa de harina”, anuncia Telepizza en su página web.

“He pedido una familiar desestructurada con champiñones para mí, el hermanastro de mi segunda hermana le ha añadido salami, el vecino de mi abuela que hemos acabado adoptando porque sus padres siempre están fuera es vegano y se ha pedido una versión sin carne ni gluten porque además se ve que es celíaco, mi padre que ahora es mi madre y su novio compartirán dos porciones con salsa barbacoa y hemos reservado un trozo simbólico para mi madre que nadie sabe dónde está y lleva doble de queso porque es lo que más le gustaba, y todo esto sobre la misma masa y pagando cada uno lo suyo”, explica uno de los primeros consumidores que ha podido encargar esta nueva modalidad de pizza. “Parece un lío pero te acostumbras. A lo de la pizza y a lo de la familia”, comenta.

La cadena asegura que es el mismo repartidor el que entrega todas las porciones, pues se considera que el pedido es el mismo y que la pizza es la misma. “Tratamos de conservar la idea de familia para diferenciar el producto de lo que sería una pizza individual”, insisten desde la empresa. “El propio motorista puede dar recuerdos de parte de uno o varios familiares, fomentando la experiencia compartida”, añaden.

La misma oferta permite encargar pizzas con masa doble para personas que lleven una doble vida.