Alavés 2-0 Las Palmas

El Alavés aprovechó que los jugadores de Las Palmas empezaron el partido una hora más tarde para marcarles dos goles y asegurar la victoria. Los equipos canarios ya han pedido a la Federación que les dejen jugar en horario peninsular para evitar este tipo de situaciones.

Getafe 0-0 Eibar

A pesar del empate a cero, el público que asistió al estadio se lo pasó en grande, en parte porque la mayoría de ellos estuvieron viendo series en el móvil.

Real Madrid 5-0 Sevilla

Cristiano Ronaldo ofreció su quinto Balón de Oro al público del Bernabéu. Dejándose llevar por el ambiente festivo que se vivía, Sergio Ramos lo chutó y ahora estará entre cuatro y cinco semanas de baja.

Deportivo 1-0 Leganés

El equipo gallego volvió a ganar un partido. Cuando el árbitro pitó el final, los confusos futbolistas locales siguieron jugando al no creerse que realmente habían ganado a otro equipo.

Valencia 2-1 Celta

El equipo local volvió a ganar, se consolida como segundo en la clasificación y sigue demostrando que es el nuevo Real Madrid porque ahora los árbitros incluso le favorecen.

Real Sociedad 0-2 Málaga

El Málaga resucitó en Anoeta y ahora San Sebastián es una ciudad devota y entregada a los jugadores blanquiazules que son sus nuevos dioses.

Betis 0-1 Atlético de Madrid

El partido se le puso cuesta arriba al Betis debido a unas obras que se están realizando en los aledaños del estadio, lo que aprovechó el equipo visitante para volcarse sobre la portería de Adán y llevarse los tres puntos.

Levante 1-2 Athletic de Bilbao

Precioso ejemplo de concordia y fraternidad entre pueblos el vivido en el Ciutat de València; dos de los tres goles del partido fueron en propia meta, lo que demuestra que, a veces, las dos partes deben ceder un poco para llegar a un buen entendimiento. Sin duda el mejor partido de la jornada, no por el espectáculo sino por los valores demostrados.

Villareal 0-2 Barcelona

Partido marcado por la polémica expulsión del canterano local Dani Rabaseda. Aunque a cámara lenta sí parece una entrada dura, al rebobinar se ve claramente que es el jugador del Barça Sergio Busquets el que propina una patada al jugador local, por lo que era el catalán el que debió ser expulsado.

Espanyol – Girona

Como se enfrentaban dos equipos catalanes, a nadie le importa el resultado. La próxima vez, si quieren un resumen de su partido, que jueguen contra españoles.