Tras las últimas decisiones judiciales, con graves tintes políticos e ideológicos, la justicia, la idea universal de equidad que rige la convivencia entre personas, ha presentado una denuncia ante la Justicia por sentirse “constantemente acosada” por las instituciones políticas y ha solicitado una orden de alejamiento que garantice su seguridad y le permita operar sin presiones ni “la intimidación” a la que es sometida, según han informado fuentes cercanas.

“Se acordó una separación que ha sido quebrantada”, ha recordado el ideal de equidad y armonía a los jueces de la Justicia española. “Recibo comentarios, indirectas y llamadas de teléfono muy desagradables…”, ha asegurado.

“Por ello, solicito al Poder Judicial que la política se aleje un mínimo de dos kilómetros de mí y de mi gente, porque el acoso es constante”, ha dicho el concepto de justicia, el conjunto de pautas y criterios que permite juzgar a las personas con integridad, proporcionalidad y precisión.

A última hora, Justicia ha informado a la justicia que la orden de alejamiento ha sido denegada, lo que ha sido visto por muchos como una decisión más política que judicial.