Crees que lo sabes todo de tu pareja, pero siempre hay facetas íntimas desconocidas, y no tan íntimas. Es bueno que cada cual tenga su espacio en una relación, que no haya que dar cuenta de todo, pero si tu novio es el portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados puede que te interese saberlo. Desvelamos diez señales inequívocas para que confirmes o descartes tus sospechas.

1. Dicen por ahí que fue militante del partido ultraderechista Fuerza Nueva, pero él no quiere ni oír hablar de este rumor. “¡Pero qué dices!”, exclama si sacas el tema. Insiste en que son “chorradas de periodistas” y que él empezó de concejal de Guadalajara.

2. Intentó pegar a Alfredo Pérez Rubalcaba. “¡Y quién no!”, dirás. Bueno, si él lo intentó ya es una pista.

3. Niega el cambio climático. De hecho, ya se pone nervioso en el ascensor si se saca el tema de que el tiempo está loco. “El tiempo está bien, coño, qué puta manía”, dice tu novio mientras se ajusta la bufandita de Burberry’s.

4. Cuando se emborracha dice aquello de que la Segunda República fue la responsable del estallido de la guerra civil española.

5. Muchas veces llega a las tantas del trabajo oliendo a puro. ¿Puros de Mariano Rajoy quizá?

6. Se enciende con Podemos. Y de ahí salta a Venezuela y a la pederastia.

7. Todos sus amigos son del Partido Popular. Maroto, Urdiales, aquel tío raro que mató un galgo en la finca…

8. Estudió en ICADE.

9. Tuvo que pagar 20.000 euros a UPyD “por una movida”.

10. Tiene mucho carácter y es un chulo que le echa huevos incluso para insultar a un juez. ¡Así es tu novio y si no existiera habría que inventarlo!