Asegurando que se proyecta una imagen “poco profesional y festiva” de sus actividades delictivas, los asesinos en serie de todo el mundo han publicado un comunicado en el que condenan a la película IT por la inclusión de un payaso asesino que denigra su profesión y quita seriedad a “años de trabajo serio y discreto saludando a los vecinos como uno más”.

“Nosotros, sociópatas con treinta años de experiencia, declaramos que este tipo de películas denigra nuestra profesión y ofende los sentimientos de nuestro colectivo”, han señalado en una nota escrita con la sangre de algún asesinato ritual que sigue patrones extraños y casi incomprensibles.

“Basta ya, es un estereotipo irreal y ofensivo”, insisten los psicópatas.

El asesino de la rosa, que suele acabar con la vida de sus víctimas con un martillo, ha criticado la película basada en la novela de Stephen King en la que el mal tiene cara de un payaso llamado Pennywise diciendo que no cree que esa película beneficie a sus posibles víctimas, dado que promueve un “infundado temor a los payasos” y retrata a los asesinos como “gente con peinado estrafalario y zapatones y no como gente responsable, ordenada y que nunca dirías que son asesinos y podrías tener a tu lado ahora mismo sin sospechar que va a encadenarte en un sótano esta noche”.

El comunicado de los asesinos en serie no detalla si tomarán acciones legales dado que está interrumpido a la mitad con algún código extraño y macabro que, probablemente, sea una referencia velada a algún oscuro pasaje de la Biblia.