Andamio de la calle Manso con Urgel

«Buen andamio»

★★★★

Es uno de los mejores andamios que he visto. Estuve con mi marido y los peques y nos gustó muchísimo a todos. Escalamos hasta lo más alto y nos comimos un bocadillo en la cima. Los paisanos del lugar fueron muy amables y nos dejaron subir unos sacos de cemento y jugar con las poleas. Los niños estuvieron aprendiendo a lanzar piropos desagradables a las chicas que pasaban por la calle y recibieron incluso alguna denuncia por acoso. ¡Una experiencia interesantísima!! Repito seguro.

PEDRO MANDRIEL


Gran Muralla China

«Como monumento mal, como restaurante bien»

★★

Siempre quise visitar este monumento y al buscarlo en Google vi que estaba cerca de casa. ¿La muralla china está en Barcelona y no en China? Al llegar a la puerta no había cola y me sentaron en una mesa. En cuanto empecé a hacer fotos, uno de los camareros empezó a chillar. Dudo que pueda verse desde el espacio.

ANNA FERRET


Restaurante Casa Paco

«No me dieron habitación»

★★

Me alojé hace unas semanas y me decepcionó. Hacía frío y no había manera de regular la temperatura. Finalmente, después de llamar a recepción, me dijeron que Casa Paco no es un hotel y que no tienen habitaciones. Insólito. Me tuve que quedar toda la noche esperando al lado de la barra con las maletas. Cuando cerraron el restaurante me invitaron a que me fuera. Es la primera vez que me pasa algo así en un hotel ya sea de España o de fuera. Mal, muy mal.

ANA ANTÚNEZ


El olor corporal de mi vecino Ramón

«Masculinidad y cierto halo de nostalgia en cada aspiración»

★★★★★

La semana pasada volví a coincidir con mi vecino Ramón en el ascensor. Qué delicia de olor corporal que desprende: clásico, elegante, evocador… Inicia fuerte por los aldehídos, pero enseguida su sudor y demás notas se fusionan para crear una especie de aroma tierno pero a la vez seductor. Cuanto más te acercas a su piel y más fuerte aspiras, mejor huele. Es un olor tan fascinante que vivo en el segundo y subí hasta el décimo, la lástima es que él se bajase en el tercero cuando vive en el noveno.

ANTONIO JÁUREGUI


Aqua Yoga

«Muy relajante pero he perdido de vista la tierra»

★★★★

(Traducción automática) Yo apunta para una clase libre de Aqua Yoga en el mar de la playa de la Barceloneta’s. Es tan relajante que perdí completamente la sensación de tiempo. Me siento como si estuviera aquí por horas y horas. Estoy tan consciente de mí misma y mis pensamiento ahora mismo que ya ni siquiera escucho al maestro. Abrí los ojos y no veo nada más que agua. No hay tierra a mi alrededor ni gente. No puedo creer lo inspiradora que es esta actividad. Yo le daría las 5 estrellas si no fuera por este jodido madre helicóptero encima de mí con personas molestas agitando manos a mí mientras tiran cuerda en mi dirección.

BRENDA WALSH

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.