La Gala MET de este año, celebrada la semana pasada, fue la más potente de los últimos tiempos, sólo superada por las galas MET de años anteriores, que también fueron súper potentes. El evento se caracterizó por la espectacularidad de los atuendos de sus invitados. Las personas más importantes del mundo volvieron a acudir a esta cita para decirnos al resto de las personas cómo hemos de vestir y cómo hemos de ser.

Tras observar detenidamente a los invitados, la exposición y a los modelos que desfilaron en la pasarela, podemos decir que esto es lo que se llevará esta temporada:

Ropa. Hay cosas que por mucho que nos empeñemos, jamás pasan de moda. Y la ropa es una de esas cosas. Analizando la gala de este año queda claro que vestirse con ropa se llevará también esta temporada. Los principales diseñadores han optado por la ropa, apenas se ha visto a nadie desnudo en galas y pasarelas. El futuro sigue siendo de la ropa.

Zapatos. Oh, oh, se acabó el llegar a los sitios dejando un rastro de sangre a tus pies. Este año hay que ponerse zapatos. Todos los asistentes a la gala MET de este año, a estrenos de cine y a otros eventos con celebridades los llevaban. En concreto, lo más ‘cool’ es la talla 38-39. El 70% de los famosos optan por ese tamaño. Ve a comprarte unos cuanto antes, la mayoría no puede estar equivocada.

Cámaras fotográficas enormes. Los teléfonos móviles tienen sus días contados, según hemos podido comprobar en todos los desfiles a los que hemos acudido. Las cámaras grandes con flashes han robado el protagonismo a los obsoletos móviles. Lo que se lleva ahora es colocarse detrás de una cinta de seguridad y sacar miles de fotos a la gente. Hola futuro, bye bye 2016.

Colores. En esta temporada, los protagonistas son los tejidos que, al estar en contacto con la luz, producen una percepción visual en el cerebro, que interpreta las señales nerviosas que le envían los fotorreceptores en la retina del ojo, que a su vez interpretan y distinguen las distintas longitudes de onda que captan de la parte visible del espectro electromagnético. Así que ya lo sabes, es el momento de lucirse.

Caminar sobre una pasarela con gesto serio. Si algo nos ha enseñado el desfile de este año es que caminar sobre una pasarela con gesto serio está más de moda que nunca. Da igual qué diseñador las vista, absolutamente todas las modelos lo hacen. Se acabó el ir por la calle encorvado y con una sonrisa bobalicona, esta temporada toca caminar erguido por una pasarela con gesto serio o estás ‘out’.

Piernas. Todos los ‘trendsetters’ las llevan. Las utilizan para moverse a través del espacio y para mantener la cabeza en alto y así poder detectar posibles depredadores. Son millones de años de evolución los que convergen en esta temporada. Las piernas han llegado para quedarse. Combínalas con los zapatos y este año triunfarás.

Alfombras rojas.  ¿Nunca has llegado a casa con los pies doloridos por culpa de caminar sobre las duras e incómodas aceras de la calle? Eso es porque tus pies caminan en el pasado, en el año 2016. Por suerte, el año 2017 ya está aquí, y lo que se lleva ahora es la alfombra roja. Absolutamente todos los invitados a la gala de este año caminan sobre una. Así que ya lo sabes, esta temporada se acabaron los juanetes.

Girar sobre uno mismo al caminar. La moda avanza hacia el futuro y nos arrastra a él de la mano, pero a veces para poder avanzar hay que girar sobre uno mismo, y eso es lo que hemos aprendido tanto en gala MET 2017 como en el resto de eventos importantes de esta primavera. Esta temporada se lleva el girar sobre uno mismo al caminar, todos los modelos lo hacen. Olvídate de llegar rápido a los sitios: si no das un par de giros antes de llegar a la oficina, mejor quédate en tu casa, con el 2016.

Dos ojos. Si perdiste un ojo en un accidente, lo siento, pero 2017 no es para ti. Esta temporada se llevan los dos ojos. Y es importante mantenerlos bien abiertos para saber llevarlos con estilo. Si quieres triunfar como las personalidades más exclusivas del mundo, colócatelos a una altura de tres cuartos de la cara, separados por unos centímetros y situados bajo las cejas. Es tu momento para brillar.

El genoma humano. Es el genoma del Homo Sapiens, es decir, la secuencia de ADN contenida en 23 pares de cromosomas en el núcleo de cada célula humana diploide. De los 23 pares, 22 son cromosomas autosómicos y un par determinante del sexo (dos cromosomas X en mujeres, y un X y un Y en varones). El genoma haploide (es decir, una sola representación por cada par) tiene una longitud total aproximada de 3200 millones de pares de bases de ADN (3200 Mb) que contienen unos 20 000-25 000 genes1 (las estimaciones más recientes apuntan a unos 20 500). De las 3200 Mb, 2950 Mb corresponden a eucromatina y unas 250 Mb a heterocromatina. Ni una sola de las trendsetters de este año han fallado: el genoma humano vuelve a ser tendencia. El little black dress de la naturaleza.

Cierto halo de tristeza apenas apreciable a simple vista pero que horada el alma de todas las modelos hasta el punto de que puedes asomarte a ese abismo infinito de vacío e insatisfaccion y decir ‘guau, hay mucho dolor aquí dentro’.  Es un hecho, se lleva, y tú también vas a caer en esta tendencia quieras o no, no podrás evitarlo.