Considerando que eran puntos “altamente sospechosos”, la organización de Eurovisión ha emitido un comunicado esta mañana admitiendo que el virus responsable del ciberataque global sería el responsable de los cinco puntos que en el último momento recibió Manel Navarro, representante español en Eurovisión.

“El virus accedió a los servidores y modificó algunos parámetros que dieron como resultado comportamientos inusuales y que claramente no eran producto de la actividad humana”, ha explicado la organización del espectáculo. Desde Eurovisión desconfiaron de esos puntos desde el primer minuto pero no ha sido hasta esta mañana que se ha confirmado, finalmente, que eran fruto del virus del ‘ransomware’ WannaCry.

“Era la única explicación posible”, admite Eurovisión, que ha descartado que el gallo del concursante también pudiera deberse a un error informático.

El marcador español ha sido restaurado a cero después del comunicado aunque, según ha confirmado la organización, la corrección no tendrá consecuencias en la clasificación global.