La Dirección General de Tráfico (DGT) ha retirado el último modelo de alcoholímetro de la marca Mr. Wonderful porque el resultado que ofrecían los aparatos siempre era positivo. El artilugio ideado por esta empresa de tazas con mensajes optimistas lanzaba mensajes al conductor como “Estás borracho… de amor” o “Ver doble significa poder disfrutar de la vida dos veces”.

La Guardia Civil de Tráfico ha emitido un comunicado en el que explica que, en un primer momento, no le pareció extraño que el 100% de los conductores diera positivo en el test de alcoholemia porque “esto es España”. Sin embargo, las múltiples reclamaciones de los usuarios empezaron a levantar sospechas. “Le hicimos soplar a un bebé a bordo, por hacer la gracia, y dio positivo también. Es verdad que se tambaleaba y balbuceaba cosas sin sentido, pero era musulmán y los bebés musulmanes no beben”, explica un agente.

Tras una breve investigación, se descubrió que los alcoholímetros daban mensajes positivos en todos los casos y, además, fomentaban una visión optimista del estado de embriaguez, quitando hierro a los riesgos e insistiendo en que “hay que beberse la vida a grandes sorbos” o “si te tambaleas y te caes, tendrás otra excusa para levantarte”.

La Guardia Civil reconoce que adquirió el lote de alcoholímetros de esta marca “por los dibujos”, pese a que la Policía Nacional hace tiempo que advierte de que sus responsables “son muy peligrosos y, al menor descuido, te roban 12’99 euros por una taza”.

Aunque las autoridades ya han denunciado a la empresa, Mr. Wonderful no ha tardado en responder con un burofax en el que se limita a decir que “Querella viene de querer. ¡Yo también te querello mucho!”.