Negándoles la posibilidad de mantener su estado para sí mismos, Mark Zuckerberg, creador y CEO de Facebook, ha anunciado esta mañana que todos los catalanes estarán obligados a compartir su estado en la red social. “Pido a todo el mundo que exprese cómo se siente en la red social, ya sea sobre temas políticos o personales”, explicaba Zuckerberg esta semana durante una entrevista en la revista Wired.

La red social suele preguntar a sus usuarios “¿En qué estás pensando?” o “¿Qué estás haciendo?”, emplazándolos a mantener informados a sus amigos sobre su situación actual. Todos los catalanes dispondrán de dos semanas para responder estas preguntas. Para hacerlo, deberán sumarse a algún estado previo que haya publicado algún usuario español de fuera de Cataluña. Al entrar en la red social, un mensaje indicará a los usuarios catalanes con quién quieren pactar su estado.

“Jo vull tenir un estat propi!!!”, “No vull que ningú em digui què he de dir al putu Facebook”, se lamentaban los catalanes esta semana en Twitter, negándose a participar de estados de Facebook.

Mariano Rajoy ha invitado a todos los catalanes a darle a ‘Me gusta’ a la página de fans de España que acaba de crear

“He visto que estoy compartiendo estado con una chica que había escrito ‘feliiiiiiiiiz XD’ y yo no estoy ‘feliiiiiiiz’. De hecho, yo estoy bastante ‘emprenyat’ y no tengo por qué andar diciendo cosas que no quiero decir y menos en un idioma que no es el mío”, explica Enric Puig, de Viladecans, quien asegura que se va a movilizar para darse de baja de una red social que no responde a los sentimientos de los catalanes.

Zuckerberg ha dicho a los catalanes que darse de baja de la red social no es una elección suya sino que afecta “al conjunto de todos los usuarios” y que obligaría a replantear la constitución de su software, lo que ahora mismo es “implanteable”.