Las navidades están a la vuelta de la esquina y tenemos que decorar nuestra casa para vivir al cien por cien el espíritu de estas fechas tan señaladas. Descubre con nosotros los adornos navideños que debes usar para disfrutar de unas fiestas llenas de magia.

1. Papá Noel colgante viviente: Los papás noeles colgantes de tela para decorar el balcón ya están muy vistos. Prueba a disfrazar al abuelo de Papá Noel y cuélgalo de la ventana. Sus movimientos contoneantes mientras intenta trepar y sus gritos de auxilio se convertirán en la atracción preferida de los viandantes.

2. Una cabalgata dentro de tu casa: Los belenes están bien, pero nada comparado con dos tractores o carromatos con Reyes Magos y pajes que recorran continuamente tu vivienda lanzando caramelos. Sumar dos camellos con regalos en la chepa presidiendo la marcha puede darle a tu casa ese toque de distinción que buscas. Eso sí, trata de evitar que le den una coz a la abuela durante la cena de navidad o que algún familiar resbale con sus excrementos o los de los Reyes Magos.

3. Haz que tu marido se vista de reno hasta que terminen las fiestas: Le has llamado vago delante de sus hermanos, te has reído de su calvicie en las comidas familiares y has hablado con las vecinas de su pequeño “problemilla” de disfunción eréctil. Una humillación más no le afectará, sobre todo si es por mantener viva la llama del espíritu navideño.

4. Árbol de navidad electrificado: Tardaste un día entero en prepararlo y colocar todos los adornos, no puedes arriesgarte a que tu sobrino de seis años lo destroce todo en un segundo al ir a coger uno de los muñequitos. Electrifícalo, una buena descarga hará que entiendan que el árbol de la tita no se toca.

5. Figuras navideñas con microcámaras de seguridad ocultas: Además de decorar la casa, te ayudarán a asegurarte de que ningún familiar te roba toallas, ceniceros o mecheros. Una cosa es que sea navidad y otra que tengas que fiarte de esas ratas que se hacen llamar tu familia.

6. Desfibrilador con gorrito de Papá Noel: Las navidades son fechas de excesos: cenas copiosas, alcohol, puros, cocaína… Es posible que algún familiar sufra un infarto de miocardio durante alguna cena. Sálvale la vida con un desfibrilador. Puedes añadirle un dispositivo para que suenen villancicos cada vez que apliques las descargas para controlar arritmias cardiacas.

7. Christmas falsos de famosos: En realidad no has recibido ninguno pero, total, para tener expuestos los christmas de tu tía Conchi o del primo Pruden, mejor falsificar algunos y hacerlos pasar por felicitaciones navideñas de grandes figuras de la sociedad española como Letizia Ortiz, Melendi o Nacho Vidal.

8. Decora la salida de humos de la cocina como si fuese la chimenea: Tu piso de 30 metros cuadrados no da para una chimenea. Por eso, usa la salida de humos de la cocina, lo más parecido que tienes. Pon calcetines con motivos navideños para los regalos y una corona de muérdago. Eso sí, procura limpiar antes la grasa acumulada durante quince años del extractor.

9. Tres moldes de gel de silicona: En realidad, esto servirá para decorar tu casa el año que viene. Sólo has de convencer a los Reyes Magos para que, al llegar a tu casa, fabriquen un molde a medida real de sus penes. El año que viene, podrán lucir gloriosos e imponentes sobre tu televisor.

10. El rey de España en el salón: Imagina escuchar el discurso del rey del 24 de diciembre en directo y en tu propio salón. Realiza seguimientos, estudia sus horarios, lanza dardos tranquilizantes a sus guardaespaldas con una cerbatana y vive unas navidades de ensueño.