Después del éxito de la serie “Narcos”, los accionistas de la compañía norteamericana Netflix han decidido seguir apostando por el atractivo del narcotráfico incorporando a su plantilla a varios miembros del cártel colombiano de la droga. El nuevo director general de la operadora es el temido Hugo Perreña, más conocido como “Rey del Streaming”, con amplia experiencia en el negocio tras años retransmitiendo ejecuciones en directo a través de la red.

Perreña ha tomado posesión de su despacho esta mañana rodeado de un grupo de mujeres en bikini y ha invitado a cocaína a todos los miembros del Consejo de Administración. Luego, ha presentado al nuevo equipo directivo: Rogelio “Meamuelas” Pereyra, director de márketing, Pablo “Hijoeputa” Rosales, jefe de producto, y el clan integrado por los hermanos Londoño, que asumirán el control financiero, la estrategia de comunicación “y cualquier otra mamada”.

“El león nunca voltea cuando el perro ladra. Somos gente cabrona le arda el culo a quien le arda”, ha sentenciado Perreña, presentando el nuevo plan de negocio de Netflix “tatuado en mis pelotas”.

Esta misma semana, Netflix incorporará a su catálogo el 80% de las producciones de HBO después de que los hombres de Perreña, bajo la astuta vigilancia de los Londoño, asaltaran ayer un camión de la competencia y se llevaran los derechos de emisión de cientos de series, documentales y películas.

En España, los cambios en la directiva también han empezado a notarse. En las oficinas de Movistar Plus llegaba esta mañana un paquete ensangrentado con el pie izquierdo del cómico David Broncano. Horas después, el joven anunciaba en su cuenta de Twitter un nuevo proyecto de serie titulado “El cojo pendejo se juega el pellejo”.