El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tiene dificultades para encajar la debacle electoral sufrida en Galicia y País Vasco. Un día después de que el PP, con Alberto Núñez Feijóo al frente, haya revalidado su tercera mayoría absoluta en Galicia, Sánchez ha comparecido en la sede principal de su partido para declarar que Galicia le parece “una mierda”.

“Aquello está lleno de fachas”, ha sentenciado sin tapujos, claramente alterado y frustrado por los resultados de los comicios. “Y dirán lo que quieran pero el pulpo sabe a chicle, también me parece una mierda”, ha agregado cuando los periodistas le han pedido que valorara el triunfo de los populares.

“¿Saben quién es de allí? Mariano Rajoy”, ha dicho Sánchez sin dejar de apretar los puños. “Mucha droga y un clima de mierda. A mí no me verán por allí”, ha insistido.

“Si Galicia fuera una región con gente normal, habríamos conseguido un resultado normal. Pero hemos tenido un resultado de mierda porque ha votado gente de mierda”, ha argumentado Sánchez justo antes de anunciar su intención de celebrar ya el 39º Congreso Federal del PSOE.

Al término de su alocución, Sánchez ha pedido por favor que no le pregunten más por Galicia “si ya saben cómo me pongo”.