Tras denunciarse su desaparición hace casi cuarenta años, el perro Mistetas ha aparecido esta mañana en un descampado de la localidad de Arcos de la Frontera, en la provincia de Cádiz, con síntomas de malnutrición y arrastrando los pechos por el suelo.

Tres jóvenes han alertado de la presencia del mítico animal, cuya existencia se había llegado a poner en duda, y ha sido un agente de la Guardia Civil quien lo ha identificado. “La señora que lo había perdido falleció en 2006 pero estamos intentando contactar con el señor que, aunque no había visto a Mistetas, decía que le gustaría verlas”, aclaraba esta mañana el agente.

El señor al que le gustaría verlas ha sido finalmente localizado en Alcalá de Henares, donde se ha traslado a Mistetas tras recibir los primeros auxilios y someterse a una mamografía rutinaria. Aunque se ha mostrado muy emocionado cuando le han informado de que finalmente podría verlas, el señor al que le gustaría verlas no ha ocultado su decepción al ver al perro. “Pensábamos que se pondría muy contento pero su reacción ha sido fría. Puede que sus expectativas fueran otras”, confirmaba la portavoz en España de la protectora de animales PETA, Dolores Parmalat.

“Es un perro y tiene las tetas caídas. Yo no entendí esto para nada”, ha confesado el señor que decía que le gustaría verlas. Pese a todo, lo más probable es que sea él quien deba encargarse de la custodia del perro por ser la única persona que, en algún momento, mostró interés por el animal.