Tras las críticas recibidas por las continuas retiradas de dinero del Fondo de Reserva de las pensiones, el Gobierno en funciones ha empezado a buscar alternativas para poder afrontar el gasto público. Esta vez le ha tocado al famoso programa de Antena 3, “Pasapalabra” (39 años en antena), que ha visto cómo su bote se ha reducido en tres mil euros.

A las 17:24 horas, el propio ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, se personaba en el plató del mítico concurso y, echando a un lado al concursante a media partida, se situaba en el centro del roscón pidiendo al presentador, Christian Gálvez, que siguiera haciéndole a él mismo las preguntas previstas. Tras pasar palabra cinco veces seguidas, e incapaz de dar nombre a la “institución que aplica la política económica y monetaria de la Unión Europea”, De Guindos facilitó a Gálvez unos nuevos tarjetones con preguntas sobre la propia biografía del ministro que éste pudo responder sin esfuerzo.

Pese a que el presentador insistió en que “las normas no permiten esto”, De Guindos tomó posesión del dinero acumulado del concurso y lo metió en su maletín. “La mitad del dinero se la va a llevar Cristóbal, que ni siquiera ha concursado”, comentó refiriéndose al titular del Ministerio de Hacienda.

Según fuentes cercanas al Ministerio de Economía, en los próximos días el ministro tiene previsto personarse en la casa de la familia Carmona–Salinas ya que la hija mayor, Vanessa, habría conseguido una importante suma de dinero en forma de donaciones familiares tras hacer la Comunión.