Tras tildar en su cuenta de Twitter de irracional y mediocre el argumentario de los “podemitas”, la división española de Fnac (Frente Nacional de Acción Ciudadana) ha anunciado esta tarde que se presentará a las próximas Elecciones Generales.

“Podemos propone una auditoría ciudadana de la deuda. Nosotros ofrecemos un 20% de descuento en todos los productos de tecnología y cine”, explican los portavoces de la nueva formación, con sede en las principales localidades españolas “y una vocación de servicio más que demostrada”.

Fnac ya cuenta con el apoyo de sus socios, de quienes da por sentado el voto, pero espera arrebatar a Podemos gran parte de sus seguidores. “Por supuesto que la gente quiere cambio. Por este motivo, en cualquiera de nuestros locales se puede pagar con billetes de cien, de cincuenta y con cualquier otro formato de curso legal”, insiste el partido.

“Está muy bien criticar las puertas giratorias pero hay que ofrecer alternativas constructivas. Las nuestras son automáticas y correderas y están abiertas a todo el mundo independientemente de su clase social”, señala Fnac.

En el llamado Forum Fnac se celebrarán los principales actos de campaña de la formación, los cuales incluirán “conciertos, presentaciones de libros y exposiciones de todo tipo”. Todo ello está “perfectamente detallado, y con total transparencia, en la guía Fnac gratuita que ofrecemos en cualquiera de nuestros centros”.

En cuanto al candidato propuesto por Fnac para asumir la presidencia del Gobierno, la compañía ha elegido “al joven dinámico que aparece en la foto de stock de nuestros anuncios”, que contaría con un equipo de gobierno formado por “expertos con chaleco verde que asesorarán en temas de telefonía, libros, cine, música, sonido y cualquier otro ámbito de interés fundamental para los españoles”.

Los clientes que se comprometan públicamente con el partido obtendrán “entradas rebajadas para conciertos y vales descuento por valor de diez euros en artículos de papelería” y tendrán “quince días para devolver su voto si no están conformes”.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que no se siente amenazado por este nuevo proyecto político pero sí se arrepiente de haber adquirido “en la puta Fnac” el pack de “Juego de tronos” que le regaló a Felipe VI.