El IBEX-35 en bloque se ha mofado esta mañana de Ricardo Vailenga, pequeño empresario de Madrid, al descubrirse que tenía varias empresas “offshore” en la región de Murcia.

“Hay que ser panoli”, ha exclamado un directivo de Repsol, provocando risas entre todos los accionistas. Vailenga ha sido el tema del día en todas las reuniones de las grandes empresas, que consideran ridículo que alguien crea que Murcia es un paraíso fiscal.

Entre los que se han mofado del empresario destacan especialmente los nombres que aparecen en los Papeles de Panamá. “Hacerse famoso por evadir grandes capitales vale, pero convertirse en el hazmerreír por desviar cuatro euros a Murcia tiene pelotas”, comentaba una de estas personalidades, que prefiere mantenerse en el anonimato.

“Si acaba en la cárcel lo va a pasar fatal, se van a reír de él lo que no está escrito”, añade este empresario defraudador, que considera que Vailenga “nos ridiculiza a los que hacemos las cosas como hay que hacerlas, aunque luego nos pillen”.