Advirtiendo de que no puede seguir quedándose mucho más tiempo en el piso de su tía abuela, el candidato de Podemos para las Generales ha informado esta semana que es muy importante para él y “para España” que su partido gane las Elecciones, le proclame presidente y pueda finalmente mudarse a La Moncloa, según han informado fuentes cercanas a Iglesias.

“Pablo Iglesias ya sabe exactamente dónde colgará los pósters de cine que tiene en su actual piso”, han explicado las mismas fuentes. “Todo parece indicar que el póster de Reservoir Dogs lo colocará en el recibidor y el de Pulp Fiction irá en el despacho”, han añadido.

Desde el partido también le han aconsejado prescindir del póster de Vito Corleone. “Quizá compro pósters nuevos porque tendré pasta”, habría dicho Iglesias a compañeros de su confianza.

“Cuando sea presidente seguro que Tania vuelve conmigo y entonces pondremos alguna lámina de Audrey Hepburn o de Amélie, que a ella le gustan”, ha repetido el candidato en las últimas semanas.

Según ha podido saber la prensa, Iglesias debe abandonar su domicilio actual en noviembre. Durante diciembre, y coincidiendo con la carrera electoral, su plan es instalarse en el mismo bus de la campaña “y de ahí a La Moncloa”. Según fuentes de Podemos, el líder político ya ha pedido permiso a varios compañeros para dejar “unas cajas” en la sede del partido.

“¿Cuántos días pasan desde el escrutinio hasta poder dormir en La Moncloa? Debería ser rápido”, ha preguntado en varias ocasiones. “Es crucial para España y para mi alojamiento que Podemos llegue al Gobierno pronto”, ha insistido el líder de la formación.

El politólogo ha admitido también en recientes entrevistas que, si finalmente Podemos se ve obligado a pactar con Pedro Sánchez, él y el socialista deberán pactar turnos de limpieza muy estrictos en el Palcio de La Moncloa, pero confía en que la convivencia será óptima. “Tendremos que inventarnos algún código para informarnos el uno al otro de que estamos con compañía, ya que ambos somos solteros y libres”, ha declarado Iglesias. “Ya tú sabes”, ha añadido fingiendo acento latino.

En caso de que Mariano Rajoy sea reelegido, Pablo Iglesias planea preguntar si le dejarían vivir en una habitación del palacio presidencial. “O en el sofá, sólo unos días, hasta que encuentre algo o algún amigo me haga sitio”, ha dicho.