Superando todas sus barreras culturales, un seguidor de la serie “Juego de Tronos” de la HBO y una seguidora de “Breaking Bad” de la cadena AMC han logrado encontrar el amor.

“Venimos de universos diferentes y distantes pero nuestro amor tenderá puentes entre ambos mundos”, han declarado esta mañana.

María, de 26 años, admite que al principio empezó a salir con Jaime, de 28, con cierta prudencia, consciente de que él era fan de la serie basada en el libro de George R. R. Martin. “Pensé que en cualquier momento me iba a decapitar o a pedirme que fuera siempre desnuda por ahí, tal y como gustan los seguidores de esa serie”, comenta la chica. “Sin embargo, lo que ha ocurrido es que David me ha descubierto su cultura y yo a él la mía; es muy enriquecedor”.

“No vamos a discutir quién adora mejor la serie, lo importante es lo que tienen ambas en común”, dice ella

Jaime, por su parte, comenta que hasta ahora no había estado con nadie que no fuera al mismo ritmo que él respecto al tema de las series “porque si no se producen asincronías que mandan al traste la relación; hay una barrera que hace imposible la comunicación”. Él creía que María iría drogada todo el dia o que cocinaría metanfetamina en el baño de su casa. “¡Cuántos prejuicios tenía sobre su gente!”, dice entre risas.

Hace una semana, él le entregó a ella como ofrenda una taza en la que pone “Winter is coming” y ella le regaló a él una camiseta de la cadena de restaurantes “Los pollos hermanos”, que aparece en “Breaking Bad”. “Entiendo que para ella es gracioso o tiene algún tipo de valor. Yo no logro entenderlo y sus referencias me resultan ajenas pero aún así lo respeto porque la amo”, dice él.

Diversas fuentes han informado, no obstante, de que ayer por la tarde María insistió para que Jaime subiera a su casa y éste, al comprobar que ella tenía una Xbox y no una Playstation como él, se marchó poniendo excusas. “He sido un iluso al pensar que el amor podía superar cualquier barrera”, ha declarado.