“Microsoft Windows ha detectado un error y debe cerrarse”. Con esta información abrió el informativo de Antena 3 ayer por la noche debido a un fallo en el “teleprompter”, la pantalla que utiliza el presentador, Matías Prats, para leer las noticias.

El anuncio de Prats provocó que las acciones del gigante informático se desplomaran un 11% en Bolsa, arrastrando a los mercados de Estados Unidos a la baja. Microsoft se apresuró a emitir un comunicado desmintiendo el cierre, pero la alarma ya había circulado entre los ciudadanos.

“Microsoft Windows se está apagando”, alertó el periodista

Además, el periodista, ajeno a la situación, siguió leyendo de la pantalla, en tono grave, informaciones como “Se ha extraído un disco sin seguridad” o “todos los cambios no guardados se perderán”. La copresentadora, Mónica Carrillo, se limitó a asentir en todo momento con cara de preocupación.

“Conseguimos recuperar el sistema y yo mismo escribí en el ‘prompter’ un mensaje para que Matías entendiera lo que estaba pasando. Él dijo simplemente ‘Y hasta aquí puedo leer’, haciendo que los espectadores se asustaran más aún”, explica el editor del informativo, Ildefonso Torán.

Cientos de llamadas de ciudadanos preocupados por “el problema informático” colapsaron los servicios de emergencia, y la página web de Apple en España también se saturó por una avalancha de peticiones de nuevos clientes. “Hay que pasarse a Mac, lo ha dicho Matías Prats”, podía leerse en las redes sociales.

No es la primera vez que el presentador provoca un conflicto de estas características. Ildefonso Torán recuerda que “el año pasado un redactor introdujo el texto de la noticia en mayúsculas y Matías lo leyó todo gritando. Quedó especialmente mal porque estaba informando de la contaminación acústica en Madrid”.

Al ser consultado, Matías Prats ha mirado alrededor en busca del “teleprompter” y, al verlo apagado, ha dado a entender que no podía ofrecer declaraciones sobre lo ocurrido.