Los tripulantes de la Estación Espacial Internacional (ISS) han recibido hoy la inesperada visita del acordeonista Wilter Cobeña, que ha querido “amenizarles el viajito” tocando canciones populares como “El cóndor pasa”, “Hoy te pido que me olvides” o “Cuánto te quise, Margarita” a cambio de la voluntad.

Pretende “amenizarles el viajito”

Se sospecha que el polizón accedió a las instalaciones a través de la cápsula Soyuz sin requerir un equipamiento especial “porque se ve que ha vivido mucho tiempo en zonas muy altas de los Andes donde hay poco oxígeno”, informan los astronautas.

La NASA ha exigido al músico ambulante que abandone inmediatamente la ISS, a lo que Wilter Cobeña ha respondido que se bajará “en la próxima paradita, ¿si?”.

Su música a gran volumen dificulta la comunicación entre los tripulantes y el control terrestre, por lo que se intentará convencer al ecuatoriano para que salga al exterior “con la excusa de fumar” ya que allí no se transmitirá el sonido.

Las últimas informaciones procedentes de la agencia espacial norteamericana confirman además que, tras el acordeonista, se ha subido a la Estación Espacial un individuo “con mala pinta” asegurando que “soy astronauta con SIDA y no es fácil para mí tener que pedir dinero a miles de kilómetros de altura y en gravedad cero”.

Toda la tripulación ha tenido que mirar al suelo fingiendo que dormía para no darle dinero.