El titular de Defensa, Pedro Morenés, ha informado hoy de la muerte del general Óptica, que fue sorprendido ayer por la tarde por las tropas de Alain Afflelou mientras se dirigía a un acto de graduación.

Los atacantes se le acercaron sin ser vistos e iniciaron una lucha que terminó con el general cayéndose de su montura y falleciendo a los pocos minutos víctima del astigmatismo.

Cayó de su montura

La ceremonia fúnebre se celebrará mañana por la tarde y a ella acudirán los más altos mandos de las Fuerzas Armadas, así como personalidades históricas de la talla del general Electric, el general Motors o el coronel Tapiocca, con quien el fallecido combatió en la célebre batalla de Quechua, al sur de Decathlon.

Todos sus subordinados coinciden en señalar que el general Óptica “ayudó a ampliar las miras del Ejército español” y critican que se le atacara “por la patilla”. El ministro ha insistido también en que el general “era de muy buena pasta, un visionario” pero ha pedido que se evite “el ojo por ojo”.

A última hora de la mañana se ha sabido también que el capitán Pescanova está a punto de morir ahogado por las deudas.