El gerente del Hospital de Bielefeld, en Alemania, ha anunciado hoy que el doctor Oetker ya ha cumplido el castigo que le fue impuesto hace diez años después de cometer una negligencia médica.

“Se le prohibió ejercer pero se negó a volver a casa di mama. Como insistía en seguir vinculado de alguna manera a la profesión, dejamos que se incorporara al comedor del centro, donde empezó a hacer esas pizzas que ahora son tan famosas”, recuerda la institución en un comunicado.

El éxito de Oetker como cocinero nunca eclipsó su interés por la cardiología.

“No estudié ocho años de carrera para acabar de pizzero. Sé que me equivoqué pero quiero recuperar mi prestigio profesional”, argumenta el médico, que es consciente de que no ganará tanto dinero atendiendo a sus pacientes “pero me da igual porque esto es degradante”.

“Lo peor es que, de alguna manera, siento que he contribuido a implantar una dieta basada en productos congelados. No sé con qué cara puedo ordenar ahora a mis pacientes que consuman alimentos frescos y sigan una dieta equilibrada”, asegura Oetker.

Liberan al fabricante de Arroz SOS tras años pidiendo ayuda

Esta mañana se ha sabido también que el cuerpo de bomberos de Algemesí (Valencia) ha rescatado al fabricante de Arroz SOS, atrapado durante años en su propia arrocera.

Según ha explicado la víctima, de 83 años, la rotura de uno de los contenedores de arroz hace más de cuarenta años le pilló por sorpresa, sepultándolo en el almacén.

“Empecé a tirar el arroz por una ventana estrecha que hay casi a la altura del techo. Luego encontré unos cartones y escribí ‘SOS’ en uno de ellos. Hice un paquete de arroz con el cartón y lo tiré también por la ventana, con la esperanza de que alguien leyera el mensaje. Me acostumbré a hacerlo cada día, y así hasta hoy”, explica.

La constancia de la víctima finalmente surtió efecto. “Después de fabricar millones de paquetes de arroz, al final pude abrir un poco la puerta del almacén. Lo justo para sacar la cabeza y gritar”, dice. Por suerte, un vecino que pasaba en bicicleta por la zona escuchó al anciano esta mañana y llamó a los bomberos.

Ahora, la víctima se encuentra hospitalizada y se le administrarán altas dosis de laxante para normalizar su tránsito intestinal.