La Comisión Europea ha presentado esta mañana una propuesta legislativa para prohibir la comercialización de las faldas que hacen culo.

Bruselas calcula que un 40% de los culos gordos que circulan en Europa actualmente podrían evitarse con un mayor control del patronaje, pese a que la última encuesta ciudadana sobre si crees que esa falda me hace culo arrojó un 100% de “No sabe, no contesta”.

“Teniendo en cuenta que las campañas para que dejes de comer como una foca no son efectivas, solo queda presionar a los grandes fabricantes de ropa que lo siento mucho pero la verdad es que no te favorece”, señala un portavoz de la Comisión.

Representantes de la industria textil han asegurado que “lo que se nos pide es un control imposible de efectuar con las actuales dinámicas de producción, porque cuando preguntas si una determinada falda te hace culo es difícil que alguien te diga que sí, y eso que yo insisto en que no pasa nada porque no me voy a enfadar”.

Alemania es uno de los países de la Unión Europea que más ha presionado para establecer la prohibición. Ya en 2011, la canciller Angela Merkel prometió que no iba a ponerse “nunca más en mi vida” aquella falda verde que luego ella vio en la tele “que me hacía un culo espantoso y te puedes creer que ni siquiera mis asesores abrieron la boca para decírmelo. ¿Te lo puedes creer?”, declaró entonces la líder germana.

Luego se te pone todo aquí, confirma la OMS

La propuesta de la Comisión también menciona un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) según el cual esto que estás comiendo ten en cuenta que luego se te pone todo aquí. Para evitarlo, no se descarta legislar el sector alimentario porque, si esperamos a que tú te controles, estamos apañados.