La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), presidida por José María Aznar, ha presentado esta mañana a los medios una lista actualizada de cosas que con Franco no pasaban.

La lista, cuyo objetivo es “poner la memoria histórica al servicio del presente de nuestro país”, hace referencia a la Ley de Seguridad Ciudadana y la de servicios mínimos que ha anunciado recientemente Mariano Rajoy, poniéndolas como ejemplo de “cosas que con Franco no eran necesarias porque no había movilizaciones ni protestas de estas características”.

La fundación habla también de una “degradación en el trato personal”, recordando que antes “a los padres se les llamaba de usted y ahora son ‘mis viejos'”. En este sentido, se pone de manifiesto que “hoy en día, en lo que a educación infantil se refiere y pese a la rapidez que nos brindan las nuevas tecnologías, un 96% de las hostias no llegan a tiempo”.

Aparte de señalar que en plena dictadura “no había paro y la gente cobraba un sueldo estable”, la lista apunta que los españoles hacían más ejercicio aeróbico que ahora, especialmente cuando corrían delante de los “grises”.

Antes un hombre era un hombre y ahora es una leche

Los cambios en la identidad de género también han supuesto “una progresiva feminización de la ciudadanía”.

Según la FAES, la población de “pecholobos” se ha visto reducida “a pequeños reductos aislados que aún conservan la esencia de lo que fueron los hombres de verdad que poblaron estas tierras”.

El estudio concluye asimismo que dos de cada tres españoles “una guerra tendríais que haber pasado”.