Según las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), ir tirando será un 30% más caro el año que viene en España.

De cumplirse este dato anunciado esta mañana por el jefe del departamento de estudios del FMI, Thomas Helbling, el 26% de los españoles que en 2013 han tragado con todo no podrán seguir aguantando lo que les echen aunque pongan toda la carne en el asador.

Habrá que joderse como mínimo hasta 2018

“De cada diez españoles que este año han ido trampeando como han podido, cuatro se vendrán abajo al no poder seguir cargando con el muerto”, augura Christine Lagarde, directora gerente del FMI.

El resultado, según esta institución, será una importante subida del índice de apechugamiento por habitante, que llegará al 66’4% y se situará entre los más altos de la zona euro.

Asimismo, el Banco de España ha confirmado esta semana que las entidades financieras que, tras verse pilladas con el carrito del helao, han ido escurriendo el bulto pasando a otros el marrón, no podrán evitar que la mierda les llegue hasta el cuello a mediados del año que viene. Además, la actual tasa de endeudamiento podría llegar hasta la polla.

El FMI concluye que “los españoles que en estos momentos no pueden con su alma, pasarán de estar hasta la coronilla a las mismísimas pelotas”, por lo que recomienda al Gobierno que tome medidas urgentes para evitar que “el nivel de ciudadanos que se van echando hostias no supere el 60% entre los menores de 25 años, un sector clave de la población que actualmente tiene que joderse”.