“¿Vas a atracar un banco de semen? ¿Entonces por qué te la cubres con un pasamontañas?”. Así se dirige el fabricante de preservativos Durex a sus nuevos clientes: jóvenes y no tan jóvenes que disfrutan del sexo en soledad pero sin renunciar a la exigencia a la hora de masturbarse.

“Vístela como una reina” es uno de los lemas de la campaña

“Estos lobos solitarios están acostumbrados a excitarse con lo que tienen más a mano. Pero ellos saben que no vale cualquier cosa: su amante cabezona merece el mejor vestido de gala para la gran fiesta del sexo”, argumenta la marca en la publicidad de sus nuevos calcetines de algodón.

La gama más económica de los calcetines Durex ofrece seis modelos de colores y tallas distintas especialmente adaptados a la forma del pene. La gama Premium incluye estampados sugerentes “con la cara de esa chica que no te hace caso cubriendo la zona del glande” o incluso un modelo especial que reproduce con gran fidelidad el aspecto de un pene.

“Parece un rabo pintado por Antonio López de lo realista que es. Aunque si lo tiras al suelo recuerda más a un pene blando de Dalí”, explicaba hoy un portavoz de Durex en la presentación del nuevo producto.

Pero la marca de preservativos piensa también en la masturbación femenina: “Estamos cultivando nuestros propios pepinos y muy pronto tendremos nuevo material que ofrecer”, promete Durex.